MISIÓN SECRETA DEL MASÓN



"Para hablar del trabajo personal del masón, el Maestro me pidió que lo hiciéramos en algún lugar recogido y alejado del mundanal ruido. Por distancias le propuse un monasterio católico y un centro budista en el campo. Ante esta disyuntiva me propuso que fuéramos a los dos. Estuvimos paseando por el Monasterio de Poblet donde me habló del Mason Vagabundo, una figura desconocida por muchos masones. Otro día fuimos al centro budista de Dag Shang Kagyu y estuvimos hablando de la meditación mientras paseábamos por sus instalaciones". (EXTRACTO DEL LIBRO)