Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

EL SILENCIO

Le pregunté al Maestro sobre el silencio y me contestó:
Aprender a mantener silencio respecto de lo que somos, sabemos, y hacemos es condición necesaria para nuestro individual progreso filosófico y para el adelanto de aque­lla parte de la Obra que especialmente nos está encomendada. El iniciado se impone el deber de no hablar nunca de sí mismo, ni siquiera para defenderse cuando sea acusado, pues todo lo que uno pueda decir de sí, nace de la personalidad ilusoria. El Iniciado ha de brillar por su propia luz y no por lo que se dirija exteriormente sobre su personalidad. 

¿CÓMO PODEMOS VENCER A LA MUERTE?

Para vencer a la muerte debemos practicar la virtud a la que nos invita la masonería, adquirir la fuerza necesaria a través de las herramientas que ésta nos proporciona y practicar su enseñanza,  porque la esencia de la inmortalidad es la verdad y la virtud. La inmortalidad para un iniciado es el pensamiento elevándose en su idealidad y tomando posesión de su propia divinidad, es en definitiva encontrar a través de la interiorización la esencia de nuestro Ser. Y si conseguimos a través de la meditación ese contacto, seremos conscientes de nuestra inmortalidad, seremos conscientes de nuestro poder. (EXTRACTO DEL LIBRO)